martes, 6 de septiembre de 2016

Robo a los trenes.

La verdad, tenía planeada otro tipo de entrada para este mes en el Blog, dado los acontecimientos ocurridos hoy decidí hacer esta entrada.

Mi padre siempre me ha dicho que me aleje de las vías, que es peligroso, que no tengo idea del riesgo que se corre estando ahí.

Es cierto, admirar los trenes, trabajar en el ferrocarril y en general estar cerca del tren tiene un riesgo y es alto.



Hoy por la mañana ocurrió algo que se está haciendo rutina en Celaya y en general en Guanajuato, al ir a mi trabajo como todos los días, debo cruzar la línea NB y la línea A, en sus extremos provenientes de Escobedo y Querétaro respectivamente, sin embargo me encontré con el automotriz de la GM detenido en el crucero de la NB, es extremadamente raro que este tren en particular se detenga dentro de Celaya, ellos aguardan a que los despachadores les den la autorización de cruzar el diamante o cambiar de línea detenidos en escapes que están fuera de la ciudad y aun así, cuando se detienen desenganchan los vagones para que los cruceros queden libres del tren y los autos puedan seguir circulando, el hecho de que este tren ya estuviera dentro de la mancha urbana significa que ya tenía la autorización del despachador para cambiar a la línea A y continuar hacia Silao, entonces ¿Qué sucedió?



Guanajuato se está dando a conocer en el mundo ferroviario y no por el diamante de Celaya, no por el incremento de carga entrante y saliente, no por el aumento de tráfico ferroviario, se está dando a conocer por los asaltos al tren.

Al más puro estilo del viejo oeste, personas sin escrúpulos y sin una pizca de razón abordan al tren en marcha y cierran las válvulas angulares (Que regulan el paso del aire a los vagones para los frenos del tren).

Mi enojo no aparece por el tren detenido, sino más bien por el comentario de personas que ignoran la importancia y funcionamiento del ferrocarril que acusan a las tripulaciones de cómplices.

Ser ferrocarrilero es un orgullo, un honor y una misión nada fácil, ya sean los maquinistas, conductores, garroteros, mayordomos etc. Todos se ganan la vida honestamente, todos y cada uno son gente de bien, orgullosos de su trabajo, de su herencia y de lo que están heredando a sus hijos, preocupados por la seguridad de sus compañeros y de las personas que rodean al tren, ellos siguen reglas estrictas que existen para salvaguardar la integridad y seguridad de todos.

Voy a explicar cómo funcionan algunos sistemas (Y si en alguno me equivoco que me corrijan o complementen, lo agradeceré infinitamente).



De entrada, las tripulaciones están conformadas por 4 personas, garroteros, maquinista y conductor, estos 4 no tienen forma de abrir los vagones que lleva el tren, ellos reciben el tren ya armado o recogen vagones en industrias y estos ya están cargados y sellados, los clientes utilizan desde candados y cadenas hasta plomos y cinturones de alambre o plásticos con códigos de barras o números de serie para marcar sus mercancías y llevar así un control de cuanta mercancía sale y cuanta mercancía reciben, estas medidas no solo se toman en el tren, si eres observador podrás ver en la calle los camiones cuyas cajas van selladas, veras los plomos colgando, incluso en los aviones se usan estos sellos para cerrar las compuertas de carga en casos específicos.



En muchos casos los vagones son monitoreados con sistemas de detección, por ejemplo hay una especie de código de barras que va instalada en los costados del tren, también se usan chips pasivos, y a lo largo de la vía podemos encontrar dispositivos parecidos a antenas que están a un costado de la vía, estos son los detectores y de este modo el despachador puede localizar cualquier carga en cualquier punto de la red, las locomotoras cuentan con cámaras de vigilancia que monitorean a las tripulaciones y el exterior de las locomotoras (por eso si el tren golpea un auto, por más que alegue el conductor que el la tripulación no hizo sonar el horn o iba demasiado rápido siempre pierden, porque la ferroviaria cuenta con evidencia en video de lo ocurrido).



Un tren se compone de varias unidades, por tanto lleva varias uniones, es un consist articulado que mide cientos de metros, todas las ruedas, desde las de la locomotora hasta el último vagón tienen un juego de frenos que se activa con presión neumática (Aire), la cual es producida por las compresoras de las locomotoras, este aire pasa por mangueras y cada unión lleva una válvula que impide que el aire se escape, cuando se unen dos vagones, además de los coples se aseguran las mangueras y se abren las válvulas para que el aire pase al vagón recién conectado, el sistema es monitoreado por un dispositivo de fin de tren que es fácilmente observable ya que se compone de una caja roja con electrónica dentro y una luz intermitente que anuncia el final del tren, tal cual como las luces traseras de un auto.

El sistema de la locomotora cuenta con una protección para evitar accidentes, este sistema consiste en frenar el tren en caso de que el dispositivo del final detecte una caída en la presión del aire, lamentablemente este sistema es aprovechado por los bandidos los cuales se suben al tren en movimiento y cierran las válvulas, solo basta con cerrar una válvula pero últimamente son grupos de hasta cinco personas que se suben y cierran varias válvulas a lo largo del tren, haciendo el trabajo de los garroteros de restaurar la presión del aire aún más difícil.



Aquí quiero mencionar un par de detalles.

A inicios de año, ocurrió un hecho lamentable, un garrotero descendió de la locomotora y recorrió el tren buscando la válvula cerrada por los criminales, lamentablemente al encontrar la válvula también encontró a uno de los criminales quien le disparo y lo mato en el acto.

Después de este hecho, las ferroviarias dieron la orden de no salir de las cabinas hasta que estén seguros de que ha llegado la policía y hasta entonces bajar y poder restaurar la marcha del tren, esto conlleva a una larga espera, los criminales identifican sin problemas los vagones que van cargados y los atacan sin miedo ni piedad, las tripulaciones deben detenerse en muchos casos bloqueando vialidades provocando un caos vial, la policía recibe el reporte y reacciona tarde al llamado y se encuentran con el caos vial que los demora aún más, el resultado es más de una hora de demoras que afectan a toda la red, perdidas millonarias para los clientes y las ferroviarias, perdidas económicas para los ciudadanos que se dirigen a sus trabajos y escuelas y tal parece que esto no tiene solución.

En días pasados el gobernador del estado repudio el uso de armas de fuego por parte de las corporaciones de seguridad privada que emplea el tren, debido a incidentes ocurridos donde los custodios se han sentido amenazados, pensando que el tren seria asaltado y le han disparado a personas que se encuentran cerca de la vía, uno de los casos más sonados es el de unos niños que corrían hacia las vías cuando el tren estaba por pasar y los custodios dispararon sin pensarlo.



Mucha gente en ese momento reclamo con justa razón pero también hay que ver todas las caras de la moneda, por un lado puede que sea cierto, esos niños solo estaban jugando, por otro lado basta con ver videos que han grabado las mismas tripulaciones desde las cabinas viendo como mujeres y niños se acercan para ayudar al saqueo del tren, mujeres embarazadas bajando cajas de cerveza de un furgón, niños menores de 10 años llenando costales de grano que sale de las tolvas, jóvenes de 15 años abriendo los autoracks y canibalizando vehículos de exportación.



Lamentablemente, estos incidentes provocaron que se les prohibieran a las ferroviarias llevar custodios abordo en su paso por las ciudades, alegando que son un riesgo, pero es justo dentro de las ciudades que ocurren los asaltos al tren.

Es increíble la falta de ética de los criminales, se dice que “Antes los criminales tenían honor”, un honor muy torcido pero tenían honor, esto se hace como referencia a que en cuanto a narcotráfico antes se dejaba al pueblo intacto y el pueblo incluso llegaba a apoyar a los criminales pues estos muchas veces hacían más cosas por el pueblo que el mismo gobierno (Se de escuelas, avenidas y negocios financiados con dinero sucio), pero incluso los rateros de baja monta, de esos que te salen de un callejón por la noche con una navaja o pistola en mano y te piden el reloj y la cartera, tenían cierta ética en su “trabajo”, hoy en día esta ética ya no existe, las corporaciones criminales secuestran y extorsionan al ciudadano común, los rateros de baja monta asesinan a quien sea coopere o no con el asalto, y en cuanto a los ladrones del tren, también han perdido la ética.



Al principio (y hablo de hace años), escuchábamos que habían abierto tolvas de grano y dejaban que el tren siguiera su camino, abrían una o dos tolvas y esperaban a que el tren terminara de cruzar para recoger el grano, las ferroviarias aumentaron la velocidad de los trenes para evitar esto, entonces empezaron a subirse y cerrar las válvulas, a partir de aquí empezaron los problemas graves, al inicio solo sucedía en colonias de extrema pobreza y la mayoría eran perpetrados para poder conseguir algo de comer para la familia, ahora hablamos de autos desmantelados, furgones abiertos y vaciados, contenedores vaciados por completo, el robo al tren se ha convertido en un negocio, es de todos conocido que existen casas a los costados de las vías en donde a cualquier hora del día o la noche puedes tocar la puerta y conseguir desde cerveza hasta electrónicos extremadamente baratos (Claro producto del robo perpetrado horas antes), lo hacen con todo descaro y sin miedo alguno, personalmente he visto como de un lado de la vía hay detenida una patrulla de la policía municipal y del otro lado de la vía los ladrones vaciando el tren a la vista de los oficiales y estos no son ni para asomarse, la excusa del gobierno municipal es que las vías son territorio federal y por tanto no tienen facultades.

¿Irónico no?, el gobierno Estatal pide a las ferroviarias no tener seguridad armada (entre ellos protección federal, policía federal, guardias especiales del Edo Mex) y por otro lado los gobiernos municipales se lavan las manos diciendo que le compete a esas corporaciones que no dejan operar……………….

Me es difícil entender la mente de los criminales, tener el valor de subirse a un tren en movimiento, abrir vagones y desvalijar autos, aun a plena luz del día (hoy en particular no eran ni las 8 am), el riesgo que corren es enorme y eso es lo que no entiendo.

La semana pasada en Apaseo el Grande, un grupo de ladrones abordo un tren intermodal, los hechos sucedieron de madrugada y es entonces cuando las tripulaciones tienen instrucción de circular al límite de velocidad, fue entonces que un joven de apenas 15 años salto al tren en movimiento para detenerlo, lamentablemente no logro agarrarse como tantas veces lo había hecho y resbalo, el joven perdió ambas piernas pero no perdió la vida, lo más triste de esta historia no es que el joven ahora deba pasar una vida invalido por haber tratado de cometer un delito, lo más triste es que sus compañeros de atraco, todo ese ejercito de personas que lo enviaron a hacerlo, lo abandonaron, los que lograron subir al tren olvidaron su objetivo y saltaron para huir del lugar, los que estaban esperando a que el tren se detuviera se retiraron a esconderse.



Lo abandonaron ahí, a su suerte, inconsciente, herido y desangrándose, fue la tripulación del tren quien llamo a los servicios de emergencia y de no ser por esa tripulación el joven habría amanecido muerto en la vía.

No tienen ética, ni para cuidarse entre ellos, este joven pagara sus errores y lo lamentara de por vida, pero la tripulación del tren también quedo marcada, hoy cargan en su mente los gritos y llanto de este joven, sin haber podido evitarlo y ellos no tenían por qué cargar con esa culpa.

Como persona lamento los hechos que acontecen en mi estado y en especial en mi ciudad, como ciudadano me muero de impotencia por llegar tarde al trabajo pero como aficionado me come el coraje contra esos mal vivientes sin escrúpulos por cuya culpa cada vez es más difícil para nosotros ejercer nuestro hobby y más me da coraje escuchar a gente que no tiene conocimiento de hechos, hablar solo porque pueden y decir que los ferrocarrileros son cómplices de estos crímenes CUANDO ELLOS SON LAS PRINCIPALES VICTIMAS.

La madrugada del sábado pasado, el grupo de aficionados de Celaya nos reunimos en el mismo crucero de la línea NB en el que hoy en la mañana me encontré atorado, para ver pasar a la UP 1988 “The Katy” que visito nuestro país, desde las 4 am estuvimos pendientes de su paso y como es obvio estuvimos con un ojo al gato y el otro al garabato, pero es indignante como nosotros debemos cuidarnos de los ladrones, darles explicaciones a los policías, siendo acosados por ellos ( un oficial se quedó con nosotros hostigándonos y pidiendo papeles de nuestros vehículos hasta que cruzo el tren que esperábamos, hasta entonces nos dejó en paz), es indignante ver como a nosotros si nos piden identificarnos nos molestan y cuidan cuando nosotros llegamos a las vías, perfectamente identificados, con cámaras, chalecos de seguridad y radio, más aun, que nosotros avisamos a las tripulaciones que estamos ahí y que reportamos lo que hacemos ante los responsables de la vía, entonces ¿Uno debe hacer las cosas bien para que nos traten como criminales?.





No hay comentarios:

Publicar un comentario